Posts Tagged ‘huevo’

Huevos camperos, rico, rico…

Receta salada!!!  Sí!! SALADA!! No todo iba a ser dulcecito, verdad? Estos huevos camperos son la bomba!

Normalmente soy muy de aprovechar las cosillas que tengo en la despensa. No me gusta tirar nada, y sobretodo me da muchíiiiisima rabia que las cosas caduquen, o se pongan feas sin habértelas comido.

Por eso intento organizar el menú semanal para aprovechar toooodo!! Absolútamente todoooooo!!

Esta receta la encontré en una de mis revistas de cabecera, que me encanta siempre! Lecturas Especial Cocina. Parezco un pelín maruja pero las estoy coleccionando desde hace un par de años, o más? no lo sé, la verdad, y siempre pienso que dentro de unos años mi colección valdrá millones!! De momento la estoy amortizando porque no paro de leerlas y releerlas y siguen perfectas!!

Bueno, a lo que iba, el tema del aprovechamiento cocineril me hizo un día ver en esta receta una manera de disfrutar de algo muy rico, y al mismo tiempo no dejar echar a perder las 3 o 4 tortitas mexicanas que quedan en el sobrecito después de que un día nos pegáramos el festival de las fajitas.

Al hacer los huevos al horno, no importa si las tortitas están un  poquito resecas por los bordes (esto pasa cuando están 2 o 3 días en la bolsa abierta) quedarán exactamente igual de buenas!! 

¿¿A que sólo con mirar la anterior foto no vais a parar hasta hacerlos?? Esa yema jugosona compra a cualquiera!!

Vale…

Vale…

Ahí va la receta!!!

INGREDIENTES:

  • Tortitas de trigo mexicanas (ya sabéis, reutilizándolass!! jajaja)
  • 3 Tomates pera maduros
  • Mozarella fresca
  • Cebollino picado
  • Huevos (uno por cada tortita)
  • 1 Aguacate grandecito
  • 1/2 cebolleta
  • Zumo de medio limón, aceite de oliva y sal
  • Nachos para mojar en el guacamole

PREPARACIÓN:

  1. Primero prepara el Guacamole (mi versión personal) Pica el aguacate en daditos muy pequeños, ponlos en un bol y riegalos con el zumo de limón para que no se oxide. Pica igualmente la cebolleta, intenta que sean daditos muy pequeñitos, añádelos al bol del aguacate, agrega un pellizco de sal y 3 cucharadas de aceite de oliva. Mezcla bien y deja que se enfríe en la nevera.
  2. Precalienta el horno a 200ºC  con  gratinador.
  3. Corta en daditos los tomates y la mozzarella. Y preprara las tortitas en una bandeja de horno (fórrala antes con papel de horno) Añade los daditos de mozzarella y tomate y espolvorea con el cebollino y un poco de sal.
  4. Con los dedos haz un hueco en el centro de cada tortita y pon el huevo con un pellizco de sal.
  5. Hornea 4-5 min (Dependerá del tu horno) Con cuidado de no pasarte de cocción porque la gracia de esta receta es la yema jugosona  😉
  6. Sirvelos con el guacamole y los nachos

Que vivan las sobras!!!! Hay que aprovecharlas!!!

Anuncios

Yemas de huevo crujientes

Este es mi aperitivo estrella!!

Es delicioso y sorprendente a la vez. Os propongo que lo hagáis porque de verdad, probarlo te pone los pelillos de punta cuando “explotan” las yemas en tu boca!

Esta es mi versión de uno de los entrantes del restaurante Amado Mio también os lo recomiendo, sobretodo son especialistas en  pescados. Esta receta tiene un poco de dificultad, porque las yemas son muy delicadas, así que os aconsejo tener yemas de más porque al principio es posible que se rompa alguna, luego ya salen perfectas!!

yemas de huevo crujientes

INGREDIENTES (para 4 personas):

  • 4 Yemas de huevo (las claras las puedes utilizar para hacer merengue o algún bizcocho, no se tira nada!)
  • 3 Patatas medianas
  • 2 – 3 Lonchas de jamón serrano
  • Pan rallado
  • Kikos tritutados
  • Gazpacho andaluz
  • Aceite de oliva y sal

PREPARACIÓN:

  1. Pela las patatas, y córtalas en cubitos pequeños. Calienta una sartén con abundante aceite. Pica el jamón en tiras finas y reservalo. Frie las patatas.
  2. Mientras se hacen las patatas mezcla el pan rallado con los kikos triturados (tienen que estar muy bien triturados, la textura debe ser la misma que el pan rallado).
  3. Reboza las yemas una a una en ma mezcla del pan con los kikos, el truco está en ayudarte con dos cucharas soperas pasandola yema muy despacio de una cuchara a otra con movimientos envolventes. Hazlo muy despacio, este paso es bastante dificil, recuerda tener yemas de más porque alguna es posible que se rompa. Reserva cada yema rebozada en una cuchara.
  4. En una sartén pequeña con abundante aceite caliente sumerge despacio la cuchara con la yema rebozada (frielas de una en una porque se hacen muy rápido), dale la vuelta a la yema en seguida para que se quede doradita por ambos lados, la idea es que se cuaje el rebozado pero el interior de la yema quede líquido para que al morderla “explote” en la boca.
  5. Monta el plato con un fondo de gazpacho andaluz, los taquitos de patatas con el jamón y encima pon las yemas crujientes.

¡A DISFRUTAR!