Archive for 31 julio 2011

Sandias de nata

Hoy he descubierto un mundo nuevo: El fondant! Había leido y visto muchisimas cosas hechas con fondant, pero siempre pensé que hacer la pasta sería muy complicado, y que sería dificil manejarla, pero NO!! he encontrado en una revista una receta express para hacer la pasta sin ingredientes complicados de encontrar. De momento he probado con esta, otro día probaré otras mezclas para ver si tienen la misma consistencia.

Me ha encantado hacer las sandías (vi unas parecidas buscando por internet cosas hechas con fondant, no recuerdo dónde pero me gustó mucho la idea) hacerlas ha sido como volver al colegio y jugar con plastilina comestible, jejeje. He probado a hacer florecitas, a utilizar cortadores, etc. Y he puesto en práctica técnicas de cerámica en frio que aprendí en el colegio, que tiempos!!!  Me lo he pasado pipa moldeando. Con esta nueva receta se me han ocurrido miles de aplicaciones, estoy segura que va a haber un antes y un después al descubrir esto.

Las galletas son de nata, suaves y esponjosas, he rebajado la cantidad de azúcar porque el fondant ya tiene suficiente y podía quedar demasiado dulce. Creo que han quedado chulas para ser la primera vez!! Que os parece??

Sandias de nata

INGREDIENTES:

Para la galleta:

  • 100 gr mantequilla a temperatura ambiente.
  • 75 gr de azúcar (mitad blanca y mitad glass)
  • 1 clara de huevo batida
  • 5 cucharadas de nata liquida sin montar
  • 1 cucharada de vainilla en polvo
  • 225 gr de harina tamizada
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo

Para el fondant:

  • 5 gr de gelatina neutra en polvo
  • 40 ml. de agua templada
  • 500 gr de azúcar glass, más un poco para amasar
  • Colorantes liquidos para obtener verde y rosa
  • Sirope de chocolate

PREPARACIÓN:

  1. Primero prepara las galletas: Precalienta el horno a 170 ºC. Mezcla en un bol los ingredientes en el orden que he puesto. Integra bien antes de añadir el siguiente. Después prepara una placa de horno con papel vegetal. Con la masa compacta haz bolitas de tamaño de una nuez no muy grande. Ponlas sobre el papel vegetal de la bandeja y aplastalas con los dedos formando las galletas, deja 3 dedos de espacio entre las galletas porque luego en el horno se hacen más grandes. Hornea 10 min, los bordes de las galletas se pondrán doraditos, sácalas y deja enfriar.
  2. Prepara el fondant: Mezcla la gelatina y el agua templada en un bol grande hasta que se diluya completamente y quede transparente la mezcla. Después añade 3 cucharadas del azúcar glass tamizada, repite la operación hasta que termines de incorporar todo el azúcar y puedas formar una bola con la masa y no se pegue en las manos. Hay que tener en cuenta que la masa una vez hecha debe conservarse en una bolsa de plástico para que no se seque al aire, luego cuando la utilices y esté un pelín dura humedécete las manos y amásala, volverá a estar elástica.
  3. Colorea la masa fondant: Divide en dos la masa, una la tiñes con rojo, y luego por separado tiñes la otra hasta conseguir verde (yo mezcle azul y amarillo, porque no tenía colorante verde en casa) Seguramente tendrás las manos multicolor, jajaja, cuidado al amasar ambas masas.
  4. Monta las sandías: Haz bolitas de color verde  y de color rosa. Pon la verde debajo y la rosa encima y aplastalas primero con los dedos y después ayúdate con un rodillo tienes que conseguir la forma de sandía del tamaño de la galleta (si se pega la masa al rodillo, espolvoréalo con maizena) Después colócala encima de la galleta utilizando como adhesivo la mezcla de un par de gotitas de agua con una cucharada de azúcar glass. Por último cuando las tengas todas montadas pinta las pepitas de la sandía con el sirope de chocolate, yo utilicé un palillo para ir pintándolas.

MMMMMM… muy divertido!!!

Anuncios

Peach buckle, bizcocho con melocotón y almendras

Este bizcocho lo he hecho casi por encargo,  jeje, Ángela me pidió en facebook una receta que llevara almendras, para que su madre la utilizara en un concurso de cocina este verano. Tenía que ser un postre, siempre da mejor resultado y la presentación queda mucho más bonita para presentarla a un concurso. 

Pensé en un bizcocho para que sea más fácil de transportar, y luego también pensé que estaría bien incluir algo de fruta, porque el bizcocho quedaría más jugoso y ahora en veranito apetece mucho más. He estado buscando en mis libros de cabecera y también investigado por internet varias opciones sencillitas, y al final me he decantado por este postre que encontré en una página de blogs de cocinillas. El problema con esta página es que la mayoría de veces la receta está en inglés, así que… a traducir!! Me encanta esta página, me da muchísimas ideas sobre la gastronomía de otros países, además se actualiza varias veces al día,  y las fotos son espectaculares, es un vicio, poco a poco iré aprendiendo a poner cosillas así.

Peach buckle

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr. de azúcar + 3 cucharadas más para espolvorear por encima
  • 3 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 250 gr. de harina
  • 50 gr de almendras molidas
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 / 2 cucharadita de sal
  • 2 melocotones, sin hueso, pelados y cortados en trocitos
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 50 gr. de almendras picadas.

PREPARACIÓN:

  1. Precalentar el horno a 180ºC. Unta con mantequilla un molde estilo “lingote” o de plum cake.
  2. En un cuenco grande batir enérgicamente la mantequilla y el azúcar con una cuchara, hasta que quede esponjoso. Agregar los huevos, de uno en uno, y la vainilla, mezclar bien.
  3. Con un colador o tamiz incorpora toda la harina, la levadura, las almendras molidas y la sal, mezcla poco a poco para que cada ingrediente se integre bien. 
  4. Por último añade los trocitos de melocotón. Pon toda la mezcla en el molde untado con mantequilla.
  5. En un tazón pequeño, mezcla las 2 cucharadas de azúcar, la canela y almendras picadas. Espolvoree esta mezcla sobre la masa del bizcocho y hornea durante 40 -50 min. Inserta un palillo en el centro y cuando salga limpio el bizcocho estará listo. Deja enfriar en el molde 20 minutos antes de servir

Espero que te sirva Ángela!!

 

Arroz con mejillones (o clóchinas) al cava

Desde hace unos años espero con ansia que llegue el veranito, no por las vacaciones (bueno, también, jeje) sino por que es la época de las clóchinas. Es la mejor época para consumir este tipo de molusco, porque tienen ese sabor fino y característico que las diferencia de los mejillones gallegos que podemos consumir durante todo el año. Es el aperitivo del verano por excelencia, y más aquí en Valencia.

Un día vi por la tele a Karlos Arguiñano hacer esta receta  y me encantó, pero después de probarla pensé que podía sacarle más partido la próxima vez, porque quedaba demasiado sencilla. Así que le cambié las cantidades (más clóchinas y más cebollino) y le añadí calamar sucio, para darle más sabor a mar. Creo que después de  muchas pruebas he dado con las cantidades perfectas, (para mi gusto jejeje)

Siempre que viene alguien a comer a casa en verano suelo hacerla, es un arroz diferente!!

arroz con mejillones al cava

INGREDIENTES (para 4 personas):

  • 400 gr. de arroz
  • 50 mejillones (1 kg y medio)
  • 2 calamares grandecitos (si es de los sucios tendrá más sabor)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 vasos de cava
  • 3 vasos de caldo de pescado
  • Aceite de oliva
  • sal
  • 20 ramitas de cebollino
  • 2 hojas de laurel

PREPARACIÓN:

  1. Limpia los mejillones de barbas y de suciedades. Colócalos en una cazuela, agrega el cava y 2 hojas de laurel. Tapa la cazuela y dale un hervor hasta que se abran.
  2. Saca los mejillones, y separa las cáscaras de la carne, dejando 10 o 12 con la cáscara que contiene la carne (para decorar). Cuela el liquido de los mejillones con un colador de tela para retirar cualquier arenilla que hayan podido soltar, reservalo.
  3. Pica la cebolla y los dientes de ajo finamente y ponlos a dorar con un poco de aceite en una paella o una cazuela amplia y plana.
  4. Mientras limpia y  trocea el calamar en anillas, quítale la piel y añadelos al sofrito.
  5. Cuando empiece a dorarse, agrega el arroz, mezcla bien, vierte los caldos calientes (el de cocer los mejillones y el de pescado) y mezcla bien.
  6. Pica la mitad de las ramitas de cebollino y los mejillones que has separado sin las cáscaras y añádelos también. Cocínalo durante 15-16 minutos.
  7. Coloca encima los mejillones con concha, adornando la cazuela. Pica el resto de las ramas de cebollino y colócalas por encima.

Brazo de choco-nata (para disfrutar en VillaMir)

Acabo de disfrutar un sábado maravilloso!! Reunión de amigos con  piscina, peques y risas, buen tiempo, paellita hecha a leña y para rematar el día: un postre fresquito muy fácil de hacer, no se necesitan muchos ingredientes, ni manchar muchos utensilios de cocina, es el postre perfecto para salir del paso de manera rápida (lo terminé en 25 min). Además tiene la ventaja de poder hacer el relleno con lo que más te guste (o lo que tengas más a mano en la nevera): crema, helado, mermelada, chocolate.

Os enseño dos versiones: La que he preparado para hoy Brazo de choco-nata y el Arctic roll (con helado de vainilla y mermelada de frambuesa) que hice utilizando la receta de Bea (gracias mil por tus ideas!!) Pero seguro que se os ocurren muchos más rellenos: helado de turrón, crema pasteleta, etc. (contadme si descubris una combinación de ingredientes más buena)

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

  • 3 Huevos
  • 3-4 Cucharadas de azúcar
  • 3 Cucharadas de harina

Para el relleno:

  • 500 ml. Nata para montar (bien fría)
  • 5 Cucharadas de azúcar
  • Cacao en polvo
  • 2 Cucharadas de agua
  • Azúcar glas y sirope de chocolate.

PREPARACIÓN:

  1. BIZCOCHO: Precalienta el horno a 170ºC. Separa las claras de las yemas y monta las claras con una batidora de barillas. Mezcla las yemas con el azúcar en otro cuenco y añade poco apoco a las claras montadas, despacio para que no se bajen. Después con la ayuda de un colador tamiza la harina y mezclala despacio con la masa (debe quedar cremosa). En una placa de horno con papel vegetal extiende la masa lo máximo que puedas, debe cubrir toda la plancha. Hornea 15 min, deben quedar los bordes doraditos.
  2. RELLENO: Monta la nata bien fría con una batidora de barillas, cuando estén montadas añade el azúcar y mezclalo bien. En un bol pon 4 cucharadas de cacao en polvo y el agua, mezclalo bien (la textura debe ser como Nocilla). Extiente con ayuda de una cuchara la crema de cacao en el bizcocho templado, después pon en el centro del bizcocho la nata montada y enrollalo dándole la forma de cilindro. Reserva en el congelador 2-3 horas.
  3. DECORACIÖN: Preparalo e un plato y corta las puntas del brazo (así queda más presentable) después espolvorea azúcar glass y sirope de chocolate.

Al ataque!!

Yemas de huevo crujientes

Este es mi aperitivo estrella!!

Es delicioso y sorprendente a la vez. Os propongo que lo hagáis porque de verdad, probarlo te pone los pelillos de punta cuando “explotan” las yemas en tu boca!

Esta es mi versión de uno de los entrantes del restaurante Amado Mio también os lo recomiendo, sobretodo son especialistas en  pescados. Esta receta tiene un poco de dificultad, porque las yemas son muy delicadas, así que os aconsejo tener yemas de más porque al principio es posible que se rompa alguna, luego ya salen perfectas!!

yemas de huevo crujientes

INGREDIENTES (para 4 personas):

  • 4 Yemas de huevo (las claras las puedes utilizar para hacer merengue o algún bizcocho, no se tira nada!)
  • 3 Patatas medianas
  • 2 – 3 Lonchas de jamón serrano
  • Pan rallado
  • Kikos tritutados
  • Gazpacho andaluz
  • Aceite de oliva y sal

PREPARACIÓN:

  1. Pela las patatas, y córtalas en cubitos pequeños. Calienta una sartén con abundante aceite. Pica el jamón en tiras finas y reservalo. Frie las patatas.
  2. Mientras se hacen las patatas mezcla el pan rallado con los kikos triturados (tienen que estar muy bien triturados, la textura debe ser la misma que el pan rallado).
  3. Reboza las yemas una a una en ma mezcla del pan con los kikos, el truco está en ayudarte con dos cucharas soperas pasandola yema muy despacio de una cuchara a otra con movimientos envolventes. Hazlo muy despacio, este paso es bastante dificil, recuerda tener yemas de más porque alguna es posible que se rompa. Reserva cada yema rebozada en una cuchara.
  4. En una sartén pequeña con abundante aceite caliente sumerge despacio la cuchara con la yema rebozada (frielas de una en una porque se hacen muy rápido), dale la vuelta a la yema en seguida para que se quede doradita por ambos lados, la idea es que se cuaje el rebozado pero el interior de la yema quede líquido para que al morderla “explote” en la boca.
  5. Monta el plato con un fondo de gazpacho andaluz, los taquitos de patatas con el jamón y encima pon las yemas crujientes.

¡A DISFRUTAR!

Arroz meloso de jamón serrano

Hoy tenía ganas de arroz. Pero buscaba hacer algo nuevo, por eso he pensado que un risotto podía ser una buena opción. El problema era que no tenía muchas cosas en la nevera (nota: ir al super urgentemente para recargarla, jeje) así que se me ha ocurrido adaptar una receta que vi hace tiempo en un programa de cocina en la TV, la he tenido que adaptar porque me faltaban muchos de los ingredientes que llevaba la receta original, pero no pasa nada!! Esto es comida de supervivencia!! (de lo que queda en la nevera, vamos…)

Para compensarlo, de postre: granizado de mango natural!! Un truquillo para hacer granizado instantáneo es mezclar cubitos de hielo con sal en una bolsa, y en otra poner el líquido que queréis granizar y cerrar herméticamente, luego mete la bolsa hermética dentro de la del hielo con sal, cierralas bien,  y mueve ambas durante unos minutos como si fuera una coctelera. En seguida tendrás un granizado instantáneo de lo que quieras!!  Aquí tenéis un video explicativo, ahí va la receta del arroz:

arroz meloso de jamón

INGREDIENTES

  • 300 gr de arroz
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro pequeño
  • 1/2 pimiento verde
  • 150 gr de jamón serrano (3 -4 lonchas más o menos)
  • 1/2 vaso de vino tinto
  • 50 gr de queso parmesano rallado
  • 1 l. de caldo de verduras
  • Aceite de oliva, sal y pimienta

PREPARACIÓN

  1. Pica la cebolla, la parte blanca del puerro, el pimiento  y los dientes de ajo, y sofríelo todo con un chorrito de aceite en una sartén grande durande unos 6 min.
  2. Añade el arroz y dale unas vueltecitas para que se tueste y coja sabor.
  3. Añade el vino a fuego vivo para que se evapore el alcohol durante 4 min. Después añade poco a poco el caldo de verduras, el arroz estará listo en 15 min, pero debes añadir el caldo en 3 o 4 veces y remover de vez en cuando para que el arroz se quede meloso.
  4. En los últimos minutos de cocción añade el jamón cortado en trocitos y el queso parmesano rallado, mezclalo todo bien. Salpimenta el arroz con cuidado, ya que el jamón y el queso ya le darán un toque salado al arroz, os aconsejo servir en seguida, ésta es una receta para comer al momento.

¡Espero que os guste!

Mousse clásica de chocolate

Hoy he pecado, ¡hasta aquí llegó la operación bikini! Además ya estamos en Julio!

Para mí, toda receta que incluya “chocolate” no puede estar mala, es siempre un éxito rotundo. El otro día estuve revisando las revistas de cocina que colecciono (lo hago muchas veces, las amortizo muuuucho), y la mousse vino a mí!! Fue ella quien me encontró y sólo de imaginármela en la foto… ufff.

Esta mousse debería estar prohibida, pero está tan buena!! que a veces se cae en la tentación… una tentación riquísima!

Os pongo la receta que he utilizado, he puesto una base de galleta para que tuviera un toque crujiente, pero para mejorarlo, la próxima vez haré esta misma base pero con forma de miniquiche, para comer este postre individualmente como si fueran tartaletas.

Por favor, que alguien caiga en este pecado conmigo, así no iré sola al infierno!! jejeje.

Mousse clásica de chocolate

INGREDIENTES (4 personas):

Para la base de galleta:

  • 60 gr. de mantequlla a temperatura ambiente
  • 60 gr de azúcar (mitad glass y mitad normal, si puede ser)
  • 1 huevo batido
  • un pellizco de sal
  • 150 gr. de harina tamizada

Pala la mousse de chocolate:

  • 1 tableta de chocolate fondant (de buena calidad)
  • 3 huevos grandes
  • 3 cucharadas soperas de azúcar
  • 3 cucharadas de leche
  • 30 gr de mantequilla

PREPARACIÓN:

  1. Prepara la base de galleta, para ello, primero precalienta el horno a 170ºC y mientras mezcla en un bol los ingredientes para hacer la galleta en el orden que he puesto, integra bien cada ingrediente antes de poner el siguiente, debe quedar una masa consistente.
  2. Haz una bola con la masa y alísala con un rodillo de cocina (3 mm. de espesor). Coge un molde desmoldable y utilizalo como cortador, corta la masa como la base del molde.
  3. Pon la circunferencia que has cortado en una placa de horno con una hoja de papel vegetal para evitar que se pegue, hornea 12-15 min. Cuando veas que los bordes empiezan a dorarse sácalo del horno y deja enfriar.
  4. Para hacer la mousse: pon en un cazo la tableta de chocolate cortada en trozos pequeños junto con las cucharadas de leche, mezcla bien hasta que se deshaga.
  5. Quita el cazo del fuego y añade la mantequilla cortada en trocizos y el azúcar, mezcla para que se derrita con el calor del chocolate.
  6. Separa las claras de las yemas, añade las yemas a la mezcla del chocolate y monta las claras a punto de nieve con la batidora de barillas en otro recipiente. Cuando la mezcla del chocolate esté un poco más fría, añádela poco a poco  a las claras montadas, utiliza una espátula y mezcla despacio, con movimientos de abajo hacia arriba para que no se desmonten.
  7. Monta la tarta poniendo la base de galleta al fondo del molde desmoldable, y encima la mousse de chocolate. Deja enfriar en la nevera mínimo 2 horas, cuanto más tiempo mejor. Para desmoldarla ayúdate de un cuchillo pasándolo por el borde del molde, luego saldrá sin problemas.